RETENCION DE LIQUIDO

Causas del edema
Un edema puede producirse por los siguientes factores:

-Cáncer, en especial, de riñón, de hígado o de ovario
-Algunos tipos de quimioterapia, incluidos el cisplatino (disponible como fármaco genérico) y el docetaxel (Taxotere)

Otros medicamentos, incluidos los siguientes:
-Corticoesteroides, que son fármacos que reducen la hinchazón
-Medicamentos de restitución hormonal
-Antiinflamatorios no esteroideos (AINE), como ibuprofeno (múltiples nombres comerciales) o naproxeno (múltiples nombres comerciales)
-Algunos fármacos para la presión arterial
-Los niveles bajos de proteínas en sangre causados por una mala nutrición
-Inactividad, que puede hacer que los líquidos se acumulen en los pies y las piernas
-Problemas en el funcionamiento de los riñones, el hígado o el corazón

En vista de ello, aporta los siguientes beneficios:

Mejora la digestión y reduce las molestias más habituales, como: hinchazón, flatulencias y acidez. Reduce los dolores durante la menstruación, así como los síntomas más habituales que la acompañan (migrañas, retención de líquidos, etcétera).

Facilita la función del hígado y la vesícula biliar y, como consecuencia, es un buen remedio para la ictericia. Combate la anemia gracias a su alto contenido en hierro.

En vista de que tiene propiedades antisépticas y cicatrizantes, ayuda a desinfectar y curar heridas. En concreto, se dice que lo más adecuado es beber una infusión, después de la comida, para facilitar la digestión.