INFECCION GARGANTA

Entre las patologías más habituales que afectan a la garganta se encuentran la laringitis y la faringitis.

La principal diferencia entre ellas es la localización anatómica de la infección que, de forma habitual, suele ser vírica.

La principal vía de contagio es a través de la inoculación de gérmenes a través de las llamadas gotitas de Pflügge (son aquellas que se desprenden al toser, hablar o estornudar).

A continuación, se detallan los principales síntomas, factores de riesgo y tratamiento de cada una de ellas: